Vive Sabanilla

Descripción

Detrás de la arquitectura siempre está el ser humano, el usuario, el que vive el espacio, el que le da sentido. Dentro de una cultura, una realidad socio económica, un entorno y finalmente un sitio.

Un objeto arquitectónico nuevo se inserta en el sitio, pero sin embargo se abre a las posibilidades. No niega su entorno sino que es parte de él, dialoga con él.

Un objeto arquitectónico que refleja la densidad del presente (de hoy) insertándose en un contexto con una densidad de hace 30 años. Ambas densidades se confrontan, se complementan y coexisten en una simbiosis.

Website: www.vive.cr

Vive Sabanilla
Cliente: Desarrollos Vive Sabanilla.
Tipo: Condominio residencial vertical comercial.
Área: 16,809.70 m2.
Presupuesto:
Ubicación: Sabanilla Montes de Oca, San José, Costa Rica.


Diálogo

con el entorno


La cubierta en la azotea de los edificios, un ejemplo de la abstracción de elementos circundantes empieza a reflejar la conciencia por el entorno estableciendo un diálogo. Una especie de parodia arquitectónica si se quiere. Resulta imposible olvidarnos de la estética circundante al 100%, e insertar un objeto totalmente alienado a su contexto. Debe existir una constante meditación enfocada en el alma del sitio y sus componentes.

El proyecto se convierte en un elemento que se conecta con la dinámica urbana circundante, con esa intersección energética existente, un punto de convergencia, participando de esa dinámica. Desde ese punto de vista se integra pero no se impone.

La pasarela comercial conecta el afuera con el adentro. Desmitifica el concepto de lo “privado” lo agrieta, lo cuestiona. Se genera una pequeña ciudad dentro de una ciudad, pero conectadas (hasta cierto punto) No hay exclusión total (como en los “gated communities”) La pasarela comercial se conecta en los niveles inferiores del proyecto, por eso sólo es iluminada a la escala del peatón, tratando así de desaparecer los niveles superiores residenciales. Da nuevas opciones al vecindario, incentiva a usar menos el vehículo y da seguridad al complejo.


El paso

del tiempo


El concepto del paso del tiempo se ve reflejado con la textura de piso que simula una sombra congelada. Un instante “wow” o momento presente eterno. Una fotografía del tiempo en el espacio. La luz tamizada por las jardineras en la fachada cual reloj solar generando un lenguaje rítmico, musical, que llena de vida.

La magia del detalle, el paso del tiempo manifestándose como luz. Pintando, bañando de esencia. Un instante congelado que nos recuerda lo místico y sagrado del momento presente.


Materiales


La utilización del ladrillo ornamental tipo colmena, es jugar con la historia, recordar, jugar con la tradición técnica y la memoria arquitectónica, yuxtaponiéndola. Atreverse a ver como dice Robert Venturi “objetos convencionales de formas no convencionales”.


Texturas


La fachada residencial se diseña inspira en la obra de Mondrian, para de alguna forma comunicarse con la trama y con la estética de la ciudad, y sin embargo resultó ser algo mucho más bello, orgánico e impredecible. En donde el usuario tomó control por medio de sus propias texturas. Dando cabida a la espontaneidad.


Momentos

Mágicos


 

Momentos mágicos donde los elementos bailan casi tocándose pero sin hacerlo, generando una comunicación silenciosa de fácil acceso visual para el sensible, para el de sentidos despiertos.


El usuario


Momentos mágicos donde los elementos bailan casi tocándose pero sin hacerlo, generando una comunicación silenciosa de fácil acceso visual para el sensible, para el de sentidos despiertos.


Diseño


En el diseño es muy valiosa la capacidad de asombrarnos con eventos dentro de la arquitectura que no podemos controlar. Ese lugar, ése momento preciso donde se acaba la mano humana, su potencial creativo y su ejecución, e interviene lo divino. Dejar fluir, conectarse con la fuente inagotable de creatividad e ideas, y canalizarlos en objetos finitos llamados arte, arquitectura.

En ese sentido Le Corbusier tiene razón al afirmar: “La vida está en lo correcto, y el arquitecto está equivocado”